Ir al contenido principal

Destacado

La evaluación de los aprendizajes en educación básica frente a la emergencia sanitaria

Leer la publicación original En la colaboración anterior,  Un dilema de promoción en la educación a distancia. Aprobar por decreto o reprobar por “ faltista ”  ( https://bit.ly/2M4X9EF ), exhibí el vacío legal sobre la evaluación del aprendizaje, acreditación, promoción, regularización y certificación producto de la emergencia sanitaria. Expuse un caso particular en el cual las normas establecidas en el Acuerdo 11/03/19 ( http://bit.ly/2FZXYM7 ) resultaban insuficientes. La Secretaría de Educación Pública se pronunciará al respecto en los subsecuentes días. Así da cuenta de ello la Guía de Trabajo para la Sesión Ordinaria de Cierre del Ciclo Escolar 2019 – 2020 ante COVID-19 Educación Básica la cual ha sido filtrada a través de las redes sociales. Todavía no ha sido difundida por las autoridades educativas, es extraoficial. Parece auténtica, su diseño es similar a las anteriores, pero no sería la definitiva porque detecté algunos errores ortográficos y “dedográficos”. Por ejemp

Hacia la Nueva Escuela Normal desde la Nueva Escuela Mexicana

Leer la publicación original
¿Qué tipo de mexicano pretende formar el sistema educativo nacional? ¿en cuál escuela se formaría? Me refiero a su concepto según el entorno actual ¿cuáles son las cualidades ideales del maestro que daría forma a ese ciudadano? Con ello aludo al perfil de egreso tanto de educación básica como normal así como la necesaria congruencia con los principios, fines, criterios orientadores y enfoques de la educación acordes con la actual reforma ¿cómo modelar a ese maestro? Es decir, los procesos, tiempos y lugares para darle forma y prepararlo para tan relevante labor ¿qué se requiere para moldearlo o cuáles son las necesidades y procesos que debieran satisfacerse en las instituciones formadoras de docentes? Imaginar, visualizar, proyectar, diseñar, planear, ejecutar entre otras acciones igualmente significativas. Técnicas, métodos e instrumentos de planeación van y vienen. En los últimos veinte años han sido muchos y muy variados. El Programa de Transformación y Fortalecimiento Académico de la Escuelas Normales (PTFAEN) con sus dos estrategias, el Programa de Desarrollo Institucional (PDI) y el Programa Anual de Trabajo; 2002-2005; el Programa de Mejoramiento Institucional de las Escuelas Normales Públicas (PROMIN) 2006 – 2008 con el Plan de Fortalecimiento de la Educación Normal (PEFEN); el Programa de Fortalecimiento de la Calidad en Instituciones Educativas (PROFOCIE) 2014-2015 bajo las mismas reglas de operación del PEFEN; el Programa de Fortalecimiento de la Calidad Educativa (PFCE) transitando del PEFEN al Plan de Apoyo a la Calidad Educativa de las Escuelas Normales (PACTEN).
Recientemente, la Secretaría de Educación Pública (SEP) a través de la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE) realizó cuatro Talleres Regionales para la actualización e implementación de la Estrategia de Desarrollo Institucional de la Nueva Escuela Normal (EDINEN) 2020 2021. El primero de ellos se realizó el 26 y 27 de septiembre en Hermosillo, Sonora. Los restantes se llevaron a cabo en octubre: 3 y 4 en Zacatecas; 10 y 11 en Playa del Carmen, Quintana Roo; 17 y 18 en Morelos En los discursos oficiales se destacó la continuación de los procesos de mejora de calidad educativa a través de la planeación institucional para un lapso de dos años. El representante de la SEP-DGESPE señaló que el EDINEN sustituye al PACTEN.
El PACTEN fue para la educación normal lo que la Ruta de Mejora significaba en la educación básica. Basta recordar que el modelo de educación normal se diseño para empatarse con el modelo de educación obligatoria. Se establecieron intencionalmente un paralelismo entre ambos. Un curriculum obligatorio y un flexible (clubes escolares y materias optativas por ejemplo). El enfoque pedagógico orientado al desarrollado de competencias. Concursos de oposición para el ingreso, la promoción y el reconocimiento de los docentes (la permanencia en el servicio fue la excepción que cumplió la regla). Bastan sólo estos ejemplos para ilustrar la idea independientemente de los resultados obtenidos en su ejecución.
Consecuentemente, el EDINEN sería equiparable al Programa Escolar de Mejora Continua (PEMC) con sus diferencias particulares. Ambos son instrumentos de planeación. El PEMC considera diagnóstico;  objetivos y metas; acciones; seguimiento y evaluación en 8 ámbitos: aprovechamiento académico y asistencia de los alumnos; prácticas docentes y directivas; formación docente; avance de los planes y programas educativos; participación de la comunidad; desempeño de la autoridad escolar; infraestructura y equipamiento; carga administrativa. Por su parte, el EDINEN contempla: la gestión y fortalecimiento institucional; profesionalización y educación continua; movilidad académica nacional e internacional; vinculación; evaluación; posgrado; investigación; diseño curricular y formación docente; infraestructura.
Luego entonces, los esfuerzos debieran encaminarse hacia la construcción de la Nueva Escuela Normal desde la Nueva Escuela Mexicana. Sería recomendable documentarlo formalmente. Quizá ya se haya hecho y si así lo fuera se comete el mismo error que se le criticó a la reforma educativa anterior, la del 2013, una inapropiada divulgación. En nada ayudaría dejarlo a la imaginación o a la suposición de los estudiantes, maestros, autoridades, investigadores.
La función de la nueva escuela mexicana quedó establecida en la Ley General de Educación, Título Segundo, Capítulo I, artículos 11, 12, 13 y 14. El modelo de planeación institucional de la Nueva Escuela Normal deja de lado algunos aspectos fundamentales como la equidad, la excelencia, la mejora continua, el desarrollo humano integral, la mejora escolar, el Acuerdo Educativo Nacional, entre otros. Los estudiantes normalistas antes que maestros en formación son también mexicanos. Y hay que formarlos como ciudadanos y como futuros docentes.
En educación básica se definió un periodo de transición entre los currículum anteriores, 2011 y 2017, y el anunciado para el 2020. Supongo que debiera haber también una reforma curricular en educación normal con categorías conceptuales acordes con lo establecido en educación básica. El modelo curricular para la educación normal 4T. Del plan de estudios, el modelo educativo, las mallas curriculares mejor ni hablamos porque aún se encuentra inconcluso o en suspenso generalización del modelo educativo de educación normal.
Cabría esperar que se emitieran primeramente las reglas de operación que normaran la transferencia de los recursos económicos de la federación a las instituciones normales públicas de las entidades federativas para solventar sus necesidades académicas, administrativas y de infraestructura. Y, a partir de ahí, se desprendieran los lineamientos, orientaciones metodológicas incluso instrumentales. Tal vez, la DGESPE se esté adelantando a la implementación formal para que no los agarren con los dedos en la puerta como se dice de manera coloquial. Sería de graves consecuencias que la planeación institucional desatienda los preceptos constitucionales de la actual reforma educativa. Debiera avanzarse hacia la Nueva Escuela Normal desde la Nueva Escuela Mexicana. No hay de otra. Y para variar, siempre el recurrente cuestionamiento, ¿y cómo? Ojalá el EDINEN sea el camino la verdad y la vida y quien lo siga encuentre la gestión edénica eterna propia de la nueva escuela, la mexicana y la normal.
Carpe diem quam minimun credula postero

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La evaluación de los aprendizajes en educación básica frente a la emergencia sanitaria

Leer la publicación original En la colaboración anterior,  Un dilema de promoción en la educación a distancia. Aprobar por decreto o reprobar por “ faltista ”  ( https://bit.ly/2M4X9EF ), exhibí el vacío legal sobre la evaluación del aprendizaje, acreditación, promoción, regularización y certificación producto de la emergencia sanitaria. Expuse un caso particular en el cual las normas establecidas en el Acuerdo 11/03/19 ( http://bit.ly/2FZXYM7 ) resultaban insuficientes. La Secretaría de Educación Pública se pronunciará al respecto en los subsecuentes días. Así da cuenta de ello la Guía de Trabajo para la Sesión Ordinaria de Cierre del Ciclo Escolar 2019 – 2020 ante COVID-19 Educación Básica la cual ha sido filtrada a través de las redes sociales. Todavía no ha sido difundida por las autoridades educativas, es extraoficial. Parece auténtica, su diseño es similar a las anteriores, pero no sería la definitiva porque detecté algunos errores ortográficos y “dedográficos”. Por ejemp

El enfoque pedagógico de la Nueva Escuela Mexicana

Leer la publicación original «El progreso no está en la sucesión de estudios sino en que el niño se interese por las experiencias que vive en su día a día» – Mi credo pedagógico; J. Dewey Sergio Martínez Dunstan La Secretaria de Educación Pública realizó un taller previo al Ciclo Escolar 2019 – 2020. [1]  El propósito general consistió en reflexionar sobre los avances normativos en materia educativa, así como en los cambios y transformaciones que se requieren dar en el aula, la escuela y el sistema en su conjunto, para brindar un servicio educativo que ponga al centro el aprendizaje de niñas, niños, adolescentes y jóvenes para la transformación social. En la guía de trabajo, elaborada para orientar el desarrollo del curso dirigido a los maestros de educación básica, se explicó la metodología y se le brindaron orientaciones a los facilitadores. La agenda de capacitación contempló tres temáticas. Una de ellas, “Hacia una Nueva Escuela Mexicana: primeros pasos”. [2]   [3] Como

El SAEE en educación básica. ¿Más de lo mismo?

Leer la publicación original Educación Futura, hace un poco más de tres meses, publicó un texto de mi autoría sobre el instrumento de política pública para revalorizar al magisterio. Para escribirlo, me fundamenté en la Ley General del Sistema de Carrera de Maestras y Maestros, Título Quinto. En esta legislación, se faculta a la autoridades educativas para distinguir a quienes se destaquen en su desempeño mediante estímulos y opciones de desarrollo profesional con el objeto de apreciar la función social de los profesores. Tres de los cuatro tipos de reconocimiento considerados son los siguientes: La función de asesoría técnico pedagógica consistente en proveer apoyo técnico, asesoría y acompañamiento a otros profesores y a la escuela en su conjunto. La tutoría al personal de nuevo ingreso, docente y técnico docente, orientada a fortalecer sus competencias y, de esta manera, mejorar su práctica profesional.  La asesoría técnica al personal con funciones de dirección destina