Ir al contenido principal

Destacado

La evaluación de los aprendizajes en educación básica frente a la emergencia sanitaria

Leer la publicación original En la colaboración anterior,  Un dilema de promoción en la educación a distancia. Aprobar por decreto o reprobar por “ faltista ”  ( https://bit.ly/2M4X9EF ), exhibí el vacío legal sobre la evaluación del aprendizaje, acreditación, promoción, regularización y certificación producto de la emergencia sanitaria. Expuse un caso particular en el cual las normas establecidas en el Acuerdo 11/03/19 ( http://bit.ly/2FZXYM7 ) resultaban insuficientes. La Secretaría de Educación Pública se pronunciará al respecto en los subsecuentes días. Así da cuenta de ello la Guía de Trabajo para la Sesión Ordinaria de Cierre del Ciclo Escolar 2019 – 2020 ante COVID-19 Educación Básica la cual ha sido filtrada a través de las redes sociales. Todavía no ha sido difundida por las autoridades educativas, es extraoficial. Parece auténtica, su diseño es similar a las anteriores, pero no sería la definitiva porque detecté algunos errores ortográficos y “dedográficos”. Por ejemp

El trabajo en equipo y la inclusión educativa en el salón de clases

Leer la publicación original
José, maestro del 3er Grado Grupo “B” de la Secundaria Benito Juárez, compartió las secuencias didácticas que tiene previstas para este periodo escolar, en la Sesión del Consejo Técnico de Escuela. Traía en mente poner en práctica la técnica de aprendizaje entre pares porque le brindaría la posibilidad de enseñar algunos contenidos temáticos de difícil comprensión para sus alumnos. Aunque tenía dudas de elegir entre el aprendizaje colaborativo o el aprendizaje cooperativo. Suponía que la diferencia conceptual entre ambos radicaba en el grado de autonomía que se le otorgue a los jóvenes. Intercambió opiniones con sus colegas al respecto y les pidió algunos consejos para organizar sus grupos en equipos de trabajo.
1.- Isabel comentó que, en su experiencia, le ha resultado poco útil hacerlo de manera aleatoria, aunque fuera una cantidad igual de integrantes, porque el nivel de interrelación entre ellos dependía fundamentalmente del alumno más dispuesto a asumir el liderazgo mientras los demás, aportaron poco.
2.- Esther recomendó tomar en cuenta el género de manera equilibrada. Una cantidad similar de hombres y de mujeres en la medida de lo posible.
3.- Gabriel aconsejó considerar los gustos de los alumnos. Tomar en cuenta su opinión sobre el tema y sus compañeros.
4.- Mario propuso dispersarlos de acuerdo con el dominio en el tema en grupos distintos. Algunos se distinguen por poseer aptitudes sobresalientes.  
5.- Alicia, de igual manera, señaló la conveniencia de una explicación previa, aprendizaje por instrucción directa, y después explicar la actividad, el propósito de la misma, el trabajo que se elaboraría así como la forma de evaluarla.  
6.- Carmen le pidió dar seguimiento al desarrollo de la actividad escuchando las intervenciones individuales y apreciando las relaciones entre los miembros.
La lluvia de ideas le enriqueció su marco referencial. Le resultaron muy interesantes y útiles la opinión de sus colegas. A manera de conclusión, y para reafirmar su  conocimiento, resumió: es conveniente conformar los equipos de trabajo con alumnos diversos según su género, edad, preferencias, talentos, entre otros criterios, con la intención de propiciar el aprendizaje profundo. De esta forma, se fomentaría la interacción y se enriquecería la participación individual y colectiva. Es adecuado adaptar el sistema de enseñanza al ritmo de aprendizaje de los educandos. De lo contrario, resultaría contraproducente.
Además de alcanzar el aprendizaje esperado curricular del campo de formación académica, en esta caso el aprendizaje esperado, resaltó las siguientes ventajas:
1.- Se igualarían las oportunidades de aprendizaje por parte de sus estudiantes,
2.- Se propiciaría la interdependencia,
3.- Se fortalecería la cohesión del grupo.
El diseño y la implementación de estrategias didácticas incluyentes es una buena práctica para favorecer la inclusión educativa en el aula. Para este fin, es resulta provechoso tomar en cuenta las necesidades, capacidades y preferencias de los alumnos. La enseñanza incluyente es un gran apoyo para inclusión educativa.  
El Modelo Educativo para la educación obligatoria (http://bit.ly/2vFZcXh) busca “lograr que todos los estudiantes, sin importar su género, origen étnico, cultural, o condición de discapacidad, tengan una educación de calidad y desarrollen su máximo potencial”. Actualmente, la política educativa proyecta la correspondencia del estado de impartir educación inclusiva considerando que “así será de contemplarse las diversas capacidades, circunstancias y necesidades de los educandos. Con base en el principio de accesibilidad se realizarán ajustes razonables y se implementarán medidas específicas con el objetivo de eliminar las barreras para el aprendizaje y la participación” de acuerdo con la propuesta de reforma al artículo tercero constitucional. Con un modelo u otro, con un plan y programa de estudios u otro, la inclusión educativa representa un noble propósito y un desafío mayúsculo en la búsqueda de eliminar barreras de ingreso a los beneficios que la educación brinda a los grupos poblacionales más vulnerables. Con un modelo u otro, con un plan y programa de estudios u otro, el docente tiene el deber moral de actuar consecuentemente con ese fin.
Lo anterior, se da en el marco de Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (http://bit.ly/2JmKo83), el veinticinco de septiembre del dos mil quince, que busca construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas. En ella, se concibe a la educación como la base para mejorar nuestra vida y el desarrollo sostenible además de mejorar la calidad de vida de las personas, el acceso a la educación inclusiva y equitativa. Para este fin, en el ámbito educativo, se establece el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 que pretende “garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”. En la Declaración de Incheon admitida en el Foro Mundial sobre la Educación, en septiembre del dos mil quince, se encomendó a la UNESCO que dirigiera y coordinara la agenda Educación 2030 con sus asociados. (http://bit.ly/301OrwA). Bien podríamos pensarla como una nueva visión de la educación para los próximos 15 años.  
Si bien es cierto, que a los gobiernos les corresponde elaborar y aplicar políticas y programas a fin de asegurar el acceso a la educación a cualquier persona independientemente de su origen étnico o social, sexo, idioma, religión, posición económica, aptitudes, raza, entre otros criterios. Educar a todos y brindarles las mismas oportunidades reduciría los efectos de la discriminación. Las políticas publicas en materia educativa para combatir la exclusión educativa corresponde a los gobiernos impulsarlas y ejecutarlas desde una perspectiva sistémica.
Pero también es cierto que el profesor puede coadyuvar desde el plano áulico a reducir los efectos de la exclusión sociocultural mediante la enseñanza incluyente. La diversidad multiplica las posibilidades, las potencia. Retomo alguna frase atribuida a Piaget: “La calidad de los aprendizajes están asociados directamente con la calidad de las interacciones”.
Una buena práctica docente para la educación inclusiva pudiera resultar la organización del trabajo en el salón de clases. Integrar los equipos de trabajo con un criterio distinto a la aleatoriedad, sin dejárselo al azar. Orientar la relación entre los alumnos premeditadamente hacia el aprovechamiento de los beneficios que trae consigo la diversidad. Practicarían el respeto y la tolerancia a las ideas de los otros. Los estudiantes ampliarían su horizontes mediante el conocimiento de distintas formas de ser, pensar y proceder. Brindarse la oportunidad de resolver problemas de manera conjunta. Ponderar el nosotros por encima de la segregación, de lo sectario. El ser y estar al lado de los otros, juntos. Dejar de lado las individualidades y los individualismos. Convivir en armonía. Vivir en sociedad. ¿Sería mucho pedir? De ahí la importancia de un maestro visionario, comprometido con su profesión.
Carpe diem quam minimun credula postero

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El enfoque pedagógico de la Nueva Escuela Mexicana

Leer la publicación original «El progreso no está en la sucesión de estudios sino en que el niño se interese por las experiencias que vive en su día a día» – Mi credo pedagógico; J. Dewey Sergio Martínez Dunstan La Secretaria de Educación Pública realizó un taller previo al Ciclo Escolar 2019 – 2020. [1]  El propósito general consistió en reflexionar sobre los avances normativos en materia educativa, así como en los cambios y transformaciones que se requieren dar en el aula, la escuela y el sistema en su conjunto, para brindar un servicio educativo que ponga al centro el aprendizaje de niñas, niños, adolescentes y jóvenes para la transformación social. En la guía de trabajo, elaborada para orientar el desarrollo del curso dirigido a los maestros de educación básica, se explicó la metodología y se le brindaron orientaciones a los facilitadores. La agenda de capacitación contempló tres temáticas. Una de ellas, “Hacia una Nueva Escuela Mexicana: primeros pasos”. [2]   [3] Como

La evaluación de los aprendizajes en educación básica frente a la emergencia sanitaria

Leer la publicación original En la colaboración anterior,  Un dilema de promoción en la educación a distancia. Aprobar por decreto o reprobar por “ faltista ”  ( https://bit.ly/2M4X9EF ), exhibí el vacío legal sobre la evaluación del aprendizaje, acreditación, promoción, regularización y certificación producto de la emergencia sanitaria. Expuse un caso particular en el cual las normas establecidas en el Acuerdo 11/03/19 ( http://bit.ly/2FZXYM7 ) resultaban insuficientes. La Secretaría de Educación Pública se pronunciará al respecto en los subsecuentes días. Así da cuenta de ello la Guía de Trabajo para la Sesión Ordinaria de Cierre del Ciclo Escolar 2019 – 2020 ante COVID-19 Educación Básica la cual ha sido filtrada a través de las redes sociales. Todavía no ha sido difundida por las autoridades educativas, es extraoficial. Parece auténtica, su diseño es similar a las anteriores, pero no sería la definitiva porque detecté algunos errores ortográficos y “dedográficos”. Por ejemp

Foros Ibero / Evaluación docente: posturas y debates

Leer la publicación original Arcelia Martínez Bordón Magnolia Villarroel Caballero El pasado viernes 13 de marzo, en el marco de los Foros IBERO por México, se desarrolló el Foro Educación y Equidad, en el que se discutieron, de manera simultánea, en cuatro mesas, distintos temas y problemas que enfrenta el sistema educativo nacional y que nos preocupan a distintos actores. En concreto de la Mesa “Evaluación docente: posturas y debates”, el diálogo giró en torno a cinco bloques de preguntas para la discusión, a partir de una dinámica world café, moderada, y sistematizada por Sergio Cárdenas Denham, profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas, quien fungió además como moderador y relator de las discusiones en la sesión plenaria del evento, por Arcelia Martínez Bordón, académica del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación y coordinadora del Faro Educativo del INIDE, y quien estuvo a cargo, desde la Ibero, de la organización de